Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal

El jengibre, una raíz llena de beneficios y sabor

El jengibre es una planta originaria de la India, cuya raíz es apreciada por su peculiar aroma y sabor picante. Actualmente es utilizado en muchas partes del mundo como remedio natural y también en muchos platos, pues realza de manera especial el sabor de las comidas.

 

¿A qué sabe el jengibre?

El jengibre posee un sabor picante y perfumado, muy penetrante y ligeramente ácido. Detrás del característico sabor del jengibre encontramos una sustancia llamada gingerol. Esta sustancia solo está presente en el jengibre fresco, pues la cocción la transforma en otra sustancia llamada zingerona, que posee un aroma más fuerte pero un sabor menos picante. Por otra parte, el sabor del jengibre se realza al secarse.

 

Propiedades beneficiosas del jengibre

Además de proporcionar el típico sabor picante, el gingerol presente en el jengibre posee algunas propiedades beneficiosas para la salud, entre las que destacan las siguientes:

  • Ayuda a disminuir la inflamación: el gingerol ha demostrado tener propiedades antinflamatorias, especialmente en enfermedades como la artritis, pues podría ayudar a disminuir el dolor que esta provoca. Es importante destacar que sus efectos antiinflamatorios son más efectivos cuando se consume el extracto de jengibre fresco en lugar de seco.

  • Ayuda a mejorar malestares estomacales: el jengibre también tiene propiedades que ayudan a mejorar algunos malestares estomacales como nauseas, reflujo, acidez estomacal y flatulencias. La forma más efectiva para ayudar a disminuir estos síntomas es tomar el jengibre en forma de infusión o té, pues la concentración de gingerol es mayor. Se debe evitar consumir el jengibre solo, pues puede tener efectos contrarios a los esperados.

Cómo conservar el jengibre

El jengibre fresco debe conservarse envuelto en una bolsa plástica en la parte baja de la nevera por un máximo de tres semanas o en el congelador hasta un año. Otra forma de conservarlo es cortándolo en lascas, colocándolas en una jarra de vidrio y cubriéndolas con aceite de oliva. De este modo se conserva en la refrigeradora hasta por un año.

Además de los beneficios para la salud, hay que destacar su papel en la gastronomía. Puedes incluir el jengibre en tu alimentación de muchas formas, especialmente como condimento para sazonar aves y pescados o en polvo para elaborar deliciosos dulces y galletas.

Si aún no has probado el jengibre ¡anímate! Inclúyelo en tu alimentación para disfrutar de sus beneficios y su delicioso sabor.

 

 

También puede interesarte

Nutrición

El maíz o también llamado elote, es sin duda u

Nutrición

Los vegetales crucíferos son un grupo diverso

Mundo Nestlé

Al alma lo que pida, y esta vez pidió pasta...

Nutrición

El maíz o también llamado elote, es sin duda u

Nutrición

Los vegetales crucíferos son un grupo diverso

Mundo Nestlé

Al alma lo que pida, y esta vez pidió pasta...