Nutrientes esenciales para una piel sana

Llevar un estilo de vida saludable y comer sano son las recomendaciones básicas para todo aquel que quiere tener una buena salud en general y reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades. Sin embargo, es importante saber que la alimentación no solo afecta la salud de sus órganos internos, también puede tener un efecto importante en la salud de tu piel.

 

Nutrientes que favorecen una piel bien cuidada

La piel es un órgano que funciona como una barrera protectora entre el exterior y los tejidos interiores del cuerpo. Estructuralmente, la piel está formada por tres capas: epidermis, dermis, e hipodermis; y cada una de ellas tiene varias subcapas que cumplen diferentes funciones.

Ahora, ¿qué nutrientes son necesarios para mantener una piel sana? Démosles un vistazo:

  • Vitamina A: una de las formas más activas de la vitamina A es el llamado ácido retinoico, que mediante diferentes mecanismos favorece la producción de queratina. La queratina, es una proteína que forma parte de la capa más externa de la piel, llamada epidermis, y es necesaria para mantener la piel tersa y húmeda. La vitamina A se encuentra en alimentos como la zanahoria, el camote o papa dulce, el mango, la papaya y la yema de huevo.

  • Vitamina C: es un potente antioxidante que participa activamente en la protección de las células del cuerpo, neutralizando los radicales libres. También juega un papel importante en la producción de colágeno, una proteína que forma parte de los ligamentos, los huesos y la piel. Además, la vitamina C promueve la cicatrización de heridas. Los alimentos ricos en vitamina C son la piña, la mandarina, la naranja, el kiwi y los vegetales de colores vistosos como los pimientos rojos y amarillos, el tomate y el brócoli.

  • Vitamina E: al igual que la vitamina C, su principal función es antioxidante. Esto significa que puede ayudar a combatir el daño ocasionado por los radicales libres en el cuerpo, ayudando a prevenir algunas enfermedades y el envejecimiento prematuro de las células, especialmente las de la piel. Los principales alimentos fuentes de vitamina E son el aceite de oliva, los frutos secos como las almendras y el maní y vegetales verdes como el brócoli y la espinaca.

  • Vitamina C: es un potente antioxidante que participa activamente en la protección de las células del cuerpo, neutralizando los radicales libres. También juega un papel importante en la producción de colágeno, una proteína que forma parte de los ligamentos, los huesos y la piel. Además, la vitamina C promueve la cicatrización de heridas. Los alimentos ricos en vitamina C son la piña, la mandarina, la naranja, el kiwi y los vegetales de colores vistosos como los pimientos rojos y amarillos, el tomate y el brócoli.

  • Vitamina E: al igual que la vitamina C, su principal función es antioxidante. Esto significa que puede ayudar a combatir el daño ocasionado por los radicales libres en el cuerpo, ayudando a prevenir algunas enfermedades y el envejecimiento prematuro de las células, especialmente las de la piel. Los principales alimentos fuentes de vitamina E son el aceite de oliva, los frutos secos como las almendras y el maní y vegetales verdes como el brócoli y la espinaca.

  • Cinc y Selenio: aunque cada mineral desempeña un papel esencial en la salud general, el cinc y el selenio han sido relacionados con una buena salud de la piel. El cinc es esencial para diversos procesos vitales, entre ellos, la integridad de la piel. Su contenido está ampliamente distribuido en los alimentos, pero es abundante en las carnes rojas y los mariscos. Por su lado, el selenio es un poderoso antioxidante, que al igual que la vitamina E, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de las células. Los alimentos con mayor contenido de selenio son el pescado, los mariscos, las carnes rojas, el huevo y las nueces de Brasil.

  • Cinc y Selenio: aunque cada mineral desempeña un papel esencial en la salud general, el cinc y el selenio han sido relacionados con una buena salud de la piel. El cinc es esencial para diversos procesos vitales, entre ellos, la integridad de la piel. Su contenido está ampliamente distribuido en los alimentos, pero es abundante en las carnes rojas y los mariscos. Por su lado, el selenio es un poderoso antioxidante, que al igual que la vitamina E, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de las células. Los alimentos con mayor contenido de selenio son el pescado, los mariscos, las carnes rojas, el huevo y las nueces de Brasil.

 

Otros hábitos para cuidar la piel

Además de estos nutrientes, hay que tomar en cuenta que existen otros hábitos para mantener una piel sana, como tomar entre 8-12 vasos de agua al día, realizar actividad física y dormir 8 horas diarias.

¡La belleza viene del interior! Alimenta tu cuerpo de forma sana y ayuda a que tu piel esté radiante de salud.

 

 

También puede interesarte

Bienestar

¡Comienza el año trazando metas que te llevará

Bienestar

En pareja o con amigos, San Valentin es una bu

Nutrición

La avena es uno de los cereales más consumidos

Bienestar

¡Comienza el año trazando metas que te llevará

Bienestar

En pareja o con amigos, San Valentin es una bu

Nutrición

La avena es uno de los cereales más consumidos