El Salvador: un oleaje de sabor.

Los amantes de las playas paradisíacas, la historia vibrante y la sabrosa gastronomía tienen que dibujar en su lista de próximos destinos a El Salvador. Este hermoso país ubicado en el corazón de Centroamérica les ofrecerá enormes emociones. La diversidad de la geografía de El Salvador se aprecia en la exuberante naturaleza donde encontramos playas, ríos, montañas y volcanes fascinantes.

URL de Video remoto

Esa pluralidad, también se manifiesta en la historia, conviven leyendas y cuentos ancestrales, restos arqueológicos de la cultura Pipil, y la herencia arquitectónica de la época colonial. Sin embargo, lo que destaca por encima de estos elementos es el carácter de los salvadoreños; afables, alegres y hospitalarios.

María Teresa Álvarez es un ejemplo de esa energía. Al recordar El Salvador, Mate, como la llaman sus amigos, se le dibuja una enorme sonrisa en el rostro y, al preguntarle sobre la gastronomía, esa sonrisa todavía es más radiante: “no te puedes ir de El Salvador sin probar las pupusas, la horchata y el tamalito de elote”, comenta.

 

Pupusas, el plato icónico de El Salvador

Lo maravilloso de la gastronomía es que nos puede conducir a momentos que compartimos con nuestros seres queridos. Este es el caso de Mate con los tamales. “Para mí representan una tarde con mis abuelitos, cuando voy a verlos llevamos diferentes platos típicos, entre ellos los tamales de elote que a mi abuela le encantan con un poquito de azúcar, o un poquito de crema para quienes les gusta el salado”, afirma. Hechos a base de maíz, entre los tamales también encontramos salados, rellenos de pollo y papa y, los dulces, rellenos de ciruelas o pasas.

 

 

Pero, sin duda, el plato icónico de El Salvador es la pupusa. “Son espectaculares; una comida diversa y super sencilla que atraviesa todo el país, creo que hay más pupuserías que personas”, bromea Mate. Este plato se puede hacer con masa de maíz o arroz, y rellenar de mil maneras distintas. “Agarras la masa y le pones diferentes rellenos, queso, frijoles, chicharrón, hasta las gourmets, que llevan hongos, camarones o chile jalapeño, es un producto súper versátil. Le das la forma redondita, metes el relleno que quieras y la pones a la plancha hasta que se dore con el aceite”, afirma Mate quien enfatiza que lo mejor es cuando el queso se sale un poco, “queda como un quemadito, eso es lo más rico”, sonríe Mate.

Si la pupusa es el plato por excelencia de El Salvador, el maíz es el ingrediente predilecto. “Derivado de la cultura Azteca, Maya y Pipil, y con la influencia de nuestros ancestros”, comenta Mate, “la cultura gastronómica se basa en la cultura del maíz, esa es la característica común pues todos los platos se acompañan de tortilla de maíz”, afirma.

Para Mate, no hay nada mejor que un domingo en la noche con la familia. “Un domingo de pupusas es esa cena familiar donde compartís las diferentes pupusas, no importa el relleno, es ese sentido de familia. Una pupusa es amor, y, además, es gluten free”, sonríe.

 

 

 

 

También puede interesarte

Mundo Nestlé

¿Sabías que en promedio generamos alrededor de

Bienestar

¡Comienza el año trazando metas que te llevará

Bienestar

En pareja o con amigos, San Valentin es una bu

Mundo Nestlé

¿Sabías que en promedio generamos alrededor de

Bienestar

¡Comienza el año trazando metas que te llevará

Bienestar

En pareja o con amigos, San Valentin es una bu